No dejes que la verdad te estropee un buen reportaje

Esta célebre frase del mundo periodístico apareció por primera vez en la película “La pícara solterona” (1964) donde Tony Curtis da vida al “más rastrero periodista de la más rastr...