Las Leyendas Del Modelo Alzira (4) “Sobre las auditorías”

En los últimos meses se ha cuestionado la presunta ausencia de control de la Administración Pública sobre las concesiones sanitarias. Nunca se realizaron auditorías de cuentas o de inversiones, y lo que es peor, nunca se realizó una auditoría asistencial que garantizase la equidad en prestaciones ofertadas por las concesiones respecto de los departamentos de gestión pública”. Las concesionarias funcionaban como paraísos fiscales  lo que justificaba la puesta en marcha de auditorías y la publicación de los pliegos de las concesionarias.

Asi pues, consideramos de interés recoger en esta sección los diferentes mecanismos de fiscalización a los que están sometidos los departamentos públicos de gestión privada de la Comunitat Valenciana, para aclarar una nueva leyenda sobre el Modelo Alzira.

En primer lugar el pliego de condiciones, que se puede consultar en el portal de transparencia gva Oberta de la Generalitat, y que contempla explícitamente los distintos órganos de control por parte de la Administración Pública como son la Comisión Mixta, que preside el Conseller/a de Sanitat, y la Unidad del Comisionado.

Sigamos con el Plan Anual de Inspección de Servicios Sanitarios de la Conselleria de Sanitat que recoge el DOGV y donde se incluye la inspección de las concesiones administrativas, hospitales públicos y hospitales privados. Dentro de este Plan, el Hospital de Denia y el Hospital Universitario de La Ribera había superado dos auditorías a su servicio de Urgencias, en los años 2012 y 2014, y también habían sido auditados otros servicios y áreas como hemodinámica, esterilización, hemodiálisis, transporte sanitario o registros de vigilancia epidemiológica. De todas estas auditorías, realizadas por inspectores funcionarios de la conselleria de Sanitat, existen informes y actas a disposición de quien lo solicite, y desde aquí, instamos a que se publiquen en el portal gva Oberta en aras de una mayor transparencia.

Asimismo, las distintas concesiones sanitarias se han sometido sin excepción a auditorías contables anuales por acreditadas empresas del sector con resultados satisfactorios. Además, las cuentas de las concesionarias son auditadas anualmente, como obliga la legislación vigente para las empresas, y sus resultados han sido remitidos siempre a la conselleria de Sanitat, tanto la actual como la anterior. En el año 2015 la conselleria de Sanitat realizó por iniciativa propia y mediante una empresa externa, una auditoría de inversiones económicas al Hospital Universitario de la Ribera; auditoría que finalizó con el actual equipo de gobierno, y cuyos resultados han sido positivos según ha informado la propia Administración.

Y luego están los Acuerdos de Gestión, que son pactos anuales que cada departamento de salud de la Comunidad Valenciana firma con la conselleria de Sanitat y donde se miden hasta un total de 50 indicadores de gestión sanitaria, del Hospital y de Atención Primaria. Son los mismos indicadores para todos los departamentos, sean de gestión directa o por concesión, y son datos que mide la propia conselleria de forma directa. Las puntuaciones obtenidas por los diferentes departamentos generan una clasificación y ofrecen una posición relativa para cada uno de los indicadores analizados. Es un mecanismo de control y benchmarking que funciona desde hace años y sus resultados se envían a cada departamento, con los datos y la media de la Comunidad, y las concesiones siempre han ocupado los primeros puestos.

Sería recomendable que se publicaran, como hacen otras Comunidades y otros países, para que los ciudadanos pudieran comparar. A modo de ejemplo, estos son algunos de los datos de la actividad asistencial de 2015, según la información proporcionada por la conselleria de Sanitat, del Hospital Universitario de La Ribera comparado con la media de hospitales públicos de la Comunidad Valenciana

Datos de actividad asistencial 2015 (fuente: Conselleria de Sanitat)

tabla sanidad

Y para terminar, hablemos de las certificaciones oficiales de calidad. Hasta un total de 22 áreas del Hospital de Denia están certificados según la norma internacional de Calidad ISO 9001, y como consecuencia de ello, son auditados anualmente por la entidad certificadora AENOR. Del mismo modo el Hospital Universitario de La Ribera cuenta con 16 certificaciones de Calidad ISO 9001, además de las de materia medioambiental ISO 14001, gestión energética ISO 50001 y seguridad y salud en el trabajo OSHAS 18001. Los departamentos de Torrevieja y Vinalopo cuentan con 3 certificaciones oficiales de AENOR y todos los centros del grupo Ribera Salud, han iniciado el proceso para obtener la prestigiosa acreditación de la Joint Comission International (JCI), que garantiza al paciente el cumplimiento de estándares de excelencia en calidad reconocidos a escala internacional.

Habrá que esperar el resultado de las últimas auditorías de la conselleria, previsto en principio para el pasado mes de junio aunque parece, siempre según las declaraciones públicas realizadas, que el resultado de las auditorías no va a ser determinante para la toma de una decisión que a priori ya parece estar tomada y en cualquier caso el objeto de este post es demostrar, como ha quedado patente, que el control público y las auditorías a las concesiones existen y han existido desde siempre, pues es una de las bases fundamentales del modelo de colaboración público privada.