Crecimiento estratégico: nuestra apuesta por áreas y servicios transversales

El informe Accenture sobre El futuro de los negocios señala que, de cualquier crisis global, como la que se deriva de estos dos años de pandemia por el Covid, “surge un nuevo mundo de oportunidades”. Sin duda, en el grupo sanitario Ribera, como en otras muchas organizaciones, nos hemos adaptado a las circunstancias y seguimos trabajando para aprender de nuestros aciertos y nuestras áreas de mejora. O como también dice este informe, nos hemos transformado, una vez más, “para afrontar los desafíos globales”.

Todos los cambios traen consigo oportunidades. No tenemos en nuestro poder la piedra filosofal que garantiza el éxito en el futuro, pero si nos atenemos a las pautas que señala este informe de Accenture, Ribera está en el buen camino. 

¿Cuáles son esas premisas básicas que, según la consultora, son clave para obtener resultados satisfactorios?

  • Aprender del futuro: Ver el cambio antes de que ocurra.
  • Descentralizar la toma de decisiones: trabajo en equipo.
  • Establecer un propósito sostenible: pasar de centrarse en un propósito a dirigirse hacia un propósito.
  • Garantizar un suministro ilimitado: rompiendo los límites físicos de la ejecución.
  • Establecer entornos virtuales reales: Redefiniendo nuestro sentido de realidad y lugar.
  • Y recurrir a un nuevo método científico: para tender a una organización científica.

Vamos a recapitular cómo hemos trabajado en el último año. En el grupo Ribera hemos apostado por nuevas divisiones y áreas transversales estratégicas, muy potentes por la tecnología y el equipo humano que las conforma, y que nos permiten facilitar a nuestros pacientes los mejores especialistas, independientemente de dónde esté físicamente o a qué hospital se vincule. Por ejemplo, el Área de la Mama, con referentes en el mundo en Radiología, Cirugía oncoplástica, Patología y Oncología; nuestro Anillo Radiológico, con los mejores especialistas por órgano sistema de España; nuestra división de laboratorio Ribera Lab, con un gran laboratorio central y cinco laboratorios de los hospitales ya integrados; el programa de terapia psicológica online, Minds; y Ribera Dent y Ribera Estética, que han abierto sus primeras clínicas en dos provincias de Galicia y en Extremadura, y próximamente se extenderá a nuevos enclaves.

En 2021, además, el grupo Ribera ha incorporado tres nuevos hospitales, confirmando así su apuesta por el crecimiento y la diversificación de su modelo de salud responsable. Ribera Hospital de Molina (Murcia) y los hospitales Ribera Juan Cardona (Ferrol) y el Hospital de Denia forman parten ya de esta organización sanitaria, que suma un total de nueve hospitales, 60 centros de atención primaria y siete policlínicas, y da trabajo a más de 7.000 profesionales, para garantizar la asistencia sanitaria a más de un millón de pacientes al año. 

Intentamos prever el cambio antes de que ocurra. ¿Cómo? Igual que hicimos con nuestro primer hospital, precursor en el modelo de integración entre la Atención Primaria y la hospitalaria, y pionero en digitalización, con la primera historia clínica electrónica, ahora seguimos apostando por esa transformación digital, sumando recursos propios y un modelo de coinnovación, que hemos llamado Open Innovation. 

También hemos incorporado como elemento estratégico la hiperespecialización.  Nuestra Área de la Mama es un referente nacional e internacional en el diagnóstico y tratamiento de patologías de la mama, en especial, del cáncer de mama, porque nuestro equipo de profesionales está muy especializado en esta patología, es pionero en técnicas y tratamientos revolucionarios como el tatuaje del pezón en 3D, la mamografía con contraste, la biopsia rápida y la firma genética en el momento de confirmación del diagnóstico, entre otros avances. Además, apostamos por alianzas estratégicas, como la establecida con el International Breast Cancer Center (IBCC), líder en ensayos clínicos, investigación y medicamentos innovadores contra el cáncer.

Bajo este paraguas de especialización y transversalidad, Ribera ha puesto en marcha también la Unidad de daño cerebral y recuperación funcional en el hospital Ribera Polusa, que hasta la fecha es única en Galicia, y también nuevas Unidades de Accidentados de tráfico y de Medicina Deportiva en varios de nuestros hospitales privados, dando respuesta a un aumento de demanda en estas áreas.

Inversión en tecnología e innovación

El crecimiento de Ribera no solo se ha traducido en la incorporación de tres hospitales y el nacimiento de dos servicios especializados. También se han renovado equipamientos e instalaciones. Se ha invertido más de 7 millones de euros en tecnología para el diagnóstico y para tratamientos oncológicos, como los nuevos PET-TAC y resonancia del Hospital del Vinalopó, el TAC de Ribera Hospital de Molina o el nuevo acelerador de Ribera Povisa; y alrededor de 4,5 millones en remodelación de infraestructuras. Destaca la renovación de la fachada de Ribera Povisa, su nueva Unidad de Diálisis y las 22 nuevas consultas en la planta baja del centro sanitario, así como las remodelaciones en Ribera Polusa y Ribera Almendralejo. 

Al mismo tiempo, este ha sido también un gran año para la división tecnológica del grupo sanitario, FutuRS, que casi ha duplicado su plantilla este año, ha puesto en marcha nuevas oficinas en Madrid e iniciativas en Estados Unidos y Reino Unido que van a suponer que, en unos meses, el 50% de su plantilla trabaje para proyectos internacionales desde España. Además, Ribera ha renovado y ampliado el convenio con Lanzadera, la aceleradora de startups de Juan Roig, para su programa Corporate de coinnovación, que ya ha supuesto la puesta en marcha de nueve proyectos piloto con aplicaciones y plataformas para mejorar el seguimiento y atención de los pacientes, con proyectos de telemonitorización de pacientes, un cuidador virtual y terapia psicológica online, entre otros. Además, ha entrado a formar parte como socio fundador del Hub de Innovación en Salud de Lanzadera y del Clúster e-Health de Madrid. 

Premios y reconocimientos

El trabajo bien hecho da resultados. Así, instituciones y organizaciones de todo tipo han valorado positivamente las líneas estratégicas y la apuesta por transformar la Sanidad del grupo Ribera con premios como el de Innovación tecnológica por el modelo predictivo Covid, desarrollado internamente, el Premio a la Transformación digital de la Cámara de Comercio de Valencia, la mención como finalista en los ABB Ability Digital Award por el proyecto de psicoterapia digital, el Premio de Humanización Sanitaria del Club de Márketing por el programa de acompañamiento de pacientes con mascotas o el diploma especial para el documental sobre el Covid, que quedó finalista entre 800 candidaturas en los premios Corresponsables. A esto hay que sumar las 17 acreditaciones y certificaciones de calidad de los centros Ribera, múltiples reconocimientos a sus profesionales y la elección de este grupo como una de las 100 mejores empresas para trabajar en España.

Investigación y docencia

Solo en 2021 el grupo sanitario ha recibido el 35% del presupuesto de la II convocatoria de Ayudas a la investigación I+D+i en Atención Primaria de Fisabio en la Comunidad Valenciana, donde gestiona dos departamentos de salud, el hospital en Torrejón, que también gestiona en concesión, ha recibido una beca Dexeus para el estudio de la diabetes en el embarazo, y Ribera Hospital de Molina ha publicado estudios sobre desnutrición en pacientes ingresados y sobre la transparencia de las organizaciones sanitarias.

También se ha dado un fuerte impulso a su área de Investigación. En solo un año se han llevado a cabo 42 ensayos clínicos y 49 estudios observacionales y, además, se han publicado 279 papers. Los hospitales universitarios de Torrejón y Vinalopó, así como el hospital Ribera Povisa lideran, entre todos los centros sanitarios del grupo Ribera, los ensayos clínicos y estudios observaciones en servicios y especialidades como Oncología, Cardiología, Obstetricia y diagnóstico fetal, Digestivo, Alergología o Medicina Interna, entre otros. Por lo que respecta a las 279 publicaciones científicas realizadas por los profesionales vinculado a los diferentes hospitales del grupo Ribera, destacan las 14 de la jefa de Medicina Interna del Hospital Universitario de Torrejón, la doctora Mari Cruz Martín; las ocho realizadas por el servicio de Radiología de Ribera Povisa; los doctores María del Mar Gil y Luis Cabezón, obstetra y especialista en medicina fetal y jefe de Oncología del Hospital de Torrejón respectivamente, con siete publicaciones cada uno; y el servicio de Medicina Interna de Ribera Povisa, con seis. En el caso de la doctora María del Mar Gil, su publicación es un Circulation, la revista de mayor impacto mundial en el área de Cardiología.

Salud responsable

Alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Agenda 2030, Ribera ha reforzado sus acciones de Responsabilidad Social Corporativa (RSC), ampliando su colaboración con Discamino, donde ha incorporado un voluntariado corporativo que se realizó en Semana Santa y ha sido muy bien acogido; ha producido el documental Covid, la historia de nuestros héroes, con testimonios reales de profesionales y pacientes durante los primeros meses de la pandemia, estrenado en cines, y al que se suma un libro que lleva el mismo título. Además, ha diseñado, editado y producido un cómic sobre la correcta higiene de manos para niños, ha colaborado en la producción y difusión de la primera canción para enseñar reanimación cardiopulmonar (RCP) a los más pequeños y ha colaborado con una paciente para la publicación del libro Mi mamá no tiene pelo, sobre el cáncer de mama.

Además, esta Navidad Ribera ha donado 35.000 kilos de productos básicos a organizaciones con comedores sociales y ha organizado el primer voluntariado corporativo multicéntrico para sus profesionales. En este sentido, la consejera delegada Elisa Tarazona ha puesto en valor “el magnífico perfil humano del equipo de profesionales del grupo Ribera, para quienes los pacientes son siempre la máxima prioridad, y que, especialmente en esta pandemia, están demostrando su implicación, compromiso y coraje con la salud y el bienestar de todos los ciudadanos”.

Trabajamos, además, en la reducción progresiva de residuos, en acciones para combatir el desperdicio de alimentos, aumentamos de manera significativa el uso de energía procedente de las renovables y también crecemos en el autoconsumo de este recurso, gracias a las placas solares de nuestros centros sanitarios.